El gobierno de Estados Unidos aún no tiene planeado retirar el pago de aranceles a China.

El presidente Joe Biden no pretende de momento, retirar los aranceles que impuso su predecesor Donald Trump a China, en la cual se deben cancelar  370.000 millones de dólares anuales por sus exportaciones.

Aunque el gobierno de Biden no pretende a corto plazo levantar los aranceles a las importaciones del país asiático, si están abiertos a posibles negociaciones comerciales, según Katherine Tai, la representante de Comercio de Estados Unidos.

Tai dio algunas razones importantes por las que los aranceles serán retirados de manera progresiva, una de ellas es  que si se eliminan rápidamente podría dañar la economía del país, mientras que las fases permiten que las empresas puedan realizar sus ajustes de manera que no tengan pérdidas.

Otra de las razones que apuntó la representante de Comercio de Estados Unidos, es que como  estos aranceles han representado una ventaja para las empresas, las nuevas negociaciones también deben beneficiar a las empresas.

Las nuevas negociaciones con China permitirán poner fin a la guerra comercial entre los dos países. Esto libera las tensiones económicas entre ambos países, y abre una nueva puerta de negociaciones en las que se beneficien de las exportaciones  con aranceles que no afecten la economía y a las empresas.

La nueva representante fue nombrada este mes por el senado, siendo la primera persona estadounidense de origen asiático y la cuarta mujer en llegar a un puesto de esta jerarquía lo cual le da la oportunidad de gestionar varias tareas además de las negociaciones con China, en donde tendrá que demostrar toda su preparación y aplicar las mejores estrategias.

Lo más importante es que se cumplan los compromisos adquiridos por parte de ambos países en los acuerdos y compromisos ya firmados, aún hay un largo camino que recorrer entre Estados Unidos y China.